Los casos de bullying crecieron 33% durante 2016

En lo que va de este año se denunciaron en escuelas primarias y secundarias de la Argentina 1.561 casos de bullying, un 33 por ciento más que en 2015, reveló un trabajo estadístico de una ONG especializada en la temática.

El último de estos caso, el de José, el adolescente que se suicidó tras las burlas por su color de piel, no es un episodio aislado, sino que se produce en el marco de la creciente problemática de acoso escolar en las aulas, que aumentó un 33 por ciento con respecto al año pasado, siendo Capital Federal y el Conurbano bonaerense las zonas más afectadas.

Según las estadísticas de la ONG Bullying Sin Fronteras, en los primeros tres trimestres de 2016 se denunciaron 1.561 casos de bullying en escuelas primarias y secundarias de Argentina, apenas 70 menos que en todo 2015, por lo que, cuando aún faltan varios días para finalizar el ciclo lectivo, la proyección resulta desalentadora.

El informe del Observatorio para la República Argentina de la ONG, conducida por el abogado Javier Miglino, informó que ese número corresponde a los hechos acontecidos desde el primer día de clases hasta el 30 de septiembre y alertó que muchas veces el acoso se agrava a través de las redes sociales, en un fenómeno conocido como "cyberbullying".

"Permanentemente las cifras crecen. Es preocupante porque a la vez que tenemos más casos denunciados, también pudimos establecer que hay más violencia en los chicos", advirtió Miglino, mientras que detalló que uno de cada tres casos se dan en el Conurbano bonaerense (18% del total) y en Capital Federal (16%).

En los casos de acoso escolar, el especialista indicó que los jóvenes son sometidos a "una humillación continua" y expresó: "No hay que olvidar que durante la infancia, las burlas, apodos y chistes malintencionados se constituyen en graves problemas que los chicos están forzados a enfrentar sin saber como hacerlo. Como resultado a veces hay secuelas que duran toda la vida".

Para colmo, el ciberbullying a través de las redes provoca una situación de acoso sin descanso para las víctimas. "Permite que las agresiones continúen en casa a través de Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat. Ya no hay descanso para los chicos que son acosados", explicó Miglino.

"En algunos casos los acosadores son más agresivos a través de su computadora que en la vida cotidiana en la escuela, llegando a escribir frases como matate de una vez que no servís para nada , lo mejor que podés hacer es matarte y similares, que hablan de un ataque personal tan profundo que puede llegar a causar la muerte, tal como ocurrió con José en Zárate", se lamentó.

Por otra parte, el director de Bullying Sin Fronteras consideró que "cada vez resulta más natural que los chicos terminen en el hospital luego de un continuado acoso escolar".

Finalmente, aclaró que el informe "se nutre de los casos más fuertes, es decir las denuncias que presentan padres, encargados, docentes y alumnos ante la Justicia y los Ministerios de Educación provinciales o de la Nación", por lo que es posible que la cifra total de bullying en el país sea mayor.



Fuente: Noticias Argentinas en D. Chaco

Comentarios

  1. Les comparto un hermoso video para combatir el bulling en la escuela y fuera...https://www.jw.org/es/ense%C3%B1anzas-b%C3%ADblicas/familias/j%C3%B3venes/la-pizarra-animada/como-defenderte-sin-dar-un-golpe/#?insight[search_id]=97f294b7-dce1-4a2d-b775-37b1e9cb1023&insight[search_result_index]=0

    ResponderEliminar

Publicar un comentario